domingo, junio 03, 2007

"Como alcaide vuestro que soy, os debo una explicación"

Es lo que tienen las sobremesas de domingo; le entra a uno la pachorra y se traga cualquier cosa que pongan por la tele. En este caso, La última fortaleza (Rod Lurie, 2001), una de prisiones, en este caso militares, protagonizada por Robert Redford y mi querido James Gandolfini, que interpreta al coronel a cargo de la prisión donde transcurre la trama. La peli, pues bueno, entretenidilla pero del montón, perfecta para una soñarrera de fin de semana. Pero ese no es el tema de hoy.

El tema es más bien que la peli constituye un nuevo ejemplo de la Teoría de los Alcaides de Vince (a ver si me acuerdo algún día de hacerles una pequeña recopilación de mi saber teórico), que viene a decir más o menos: todo alcaide de prisión que aparezca en una película de Hollywood será, por definición a) un sádico, b) un psicópata, c) un hijo de mala madre o d) las tres cosas juntas. Sin bromas, creo que es la profesión más vilipendiada por el género. Citando así, de memoria, estas son algunas películas de prisiones donde sus alcaides no habrían desentonado demasiado en los juicios de Nuremberg: La leyenda del indomable (Stuart Rosenberg, 1967), Rompehuesos (Robert Aldrich, 1974), Encerrado (John Flynn, 1989), Fuga de Alcatraz (Don Siegel, 1979) Locos de remate (Sidney Poitier, 1980), La fortaleza escondida (Stuart Gordon, 1993), Cadena perpetua (Frank Darabont, 1994), y aquí tienen algunas más. El problema es el de siempre: la estrella hace el papel de recluso, y por tanto el malo le toca al que está al mando del cotarro. Aunque a veces se pasan…

Pero ¿es que no hay ninguna película yanqui donde el alcaide sea un tipo medianamente normal, un tío majete, incluso? Pues sí; por ejemplo Brubaker (198) de Stuart Rosemberg, donde el alcaide es el protagonista de la película y está interpretado por… Robert Redford. Pero tampoco se libra de la Teoría: Redford viene a sustituir a un alcaide más malo que la tiña, y al final de la película, llega otro que se supone va ser todavía peor. Si es que no hay manera…

3 comentarios:

Vidal Sassun dijo...

¿Me equivoco o el alcaide de "La Milla Verde" es la excepción a la "regla-Vince"?

Vince dijo...

Es cierto que es otra excepción (que, por supuesto, confirma la regla), pero en esa película el protagonista, que interpreta Tom Hanks, no está injustamente preso, sino que es uno de los guardianes, así que no hacía tanta falta que el alcaide fuera tan mal bicho como de costumbre.

Mercutio dijo...

The original title for Alien vs. Predator was Alien and Predator vs Chuck Norris. The film was cancelled shortly after going into preproduction. No one would pay nine dollars to see a movie fourteen seconds long.

When chuck Norris does division, there are no remainders.

Chuck Norris' first job was as a paperboy. There were no survivors.

Fact: Chuck Norris doesn't consider it sex if the woman survives.

Chuck Norris once ordered a steak in a restaurant. The steak did what it was told.

Chuck Norris can win a game of Connect Four in only three moves.

Chuck Norris once shot down a German fighter plane with his finger, by yelling, "Bang!"

Teenage Mutant Ninja Turtles is based on a true story: Chuck Norris once swallowed a turtle whole, and when he crapped it out, the turtle was six feet tall and had learned karate.

Chuck Norris can divide by zero.

Wilt Chamberlain claims to have slept with more than 20,000 women in his lifetime. Chuck Norris calls this "a slow Tuesday."

Chuck Norris ordered a Big Mac at Burger King, and got one.

Chuck Norris played Russian Roulette with a fully loaded gun and won.

Chuck Norris can sneeze with his eyes open.

Chuck Norris uses Tabasco Sauce for eye drops.

Chuck Norris has never won an Academy Award for acting... because he's not acting.

¿Para cuándo una entrada sobre Nuestro Héroe?