lunes, febrero 05, 2007

El rebote de ¡PEEDROOOOOOO!



Por mucho que lo quiera esconder, parece que a Pedro Almodóvar le ha escocido bastante no ser nominado este año para los Oscar por su película Volver. Es verdad que ya tiene dos, cantidad que han ganado poquísimos profesionales del cine, y menos aún que no sean estadounidenses, pero eso son minucias. Se comprende que alegue enfermedades para no ir a la gala de los Goya (eso que se ha ahorrado), porque cuando no te caben los premios en casa, hay que rechazar la morralla. Lo malo es que, si uno se porta así, siempre hay el peligro de que la gente, tan malintencionada ella, empiece a decir que sufre de endiosamiento terminal.

Pero, si ése es el caso, la cosa no le viene de ahora.

¿Recuerdan su primer Oscar? Lo ganó en 2000 por Todo sobre mi madre, película que previamente había hecho un recorrido lleno de premios similar a Volver, lo cual permitió a los organizadores de la ceremonia de los Oscar de ese año hacerse una idea de lo que se les podía venir encima. En la entrega de los Globos de Oro, Almodóvar había dado las gracias con un discurso inconexo, no del todo comprensible, y extremadamente largo, así que Lili Zanuck, productora del show junto con su marido Richard (entre cuyas películas se cuentan, por citar algunas, Tiburón, El Golpe, Veredicto Final… Lili también tiene un Oscar como productora, por Paseando a Miss Daisy) pidió a Antonio Banderas y Penélope Cruz que avisaran al manchego de que si ganaba, sólo podría hablar durante los 45 segundos habituales. Fue en vano. Todos pudimos ver a ¡Peeeedroooo! haciéndonos pasar vergüenza ajena (por lo menos a mí, que soy muy pudoroso) cuando se lanzó a dar las gracias a la Virgen de Medinaceli, a Jesús del Santo Sepulcro y a medio santoral, sin que la interrupción de la orquesta sirviera para callarle, hasta que Banderas lo tuvo que sacar del escenario a tirones.

Pero la cosa no acabó ahí, como pudo comprobar y padecer Lili Zanuck en el posterior Baile del Gobernador. De repente, se encontró frente a un rebotadísimo Almodóvar que comenzó a lanzarle toda serie de protestas: estaba furioso por los organizadores por haberle cortado, estaba furioso con Banderas por haberle sacado del escenario y, ya puestos, tenía más quejas que formular: le parecía fatal que las películas extranjeras fueran seleccionadas por un comité en lugar de por todos los miembros de la Academia, y le parecía peor aún que los directores extranjeros no fueran invitados a la ceremonia de los nominados... y más que no se ve, como suele decirse.

“Me tuvo acorralada treinta jodidos minutos”, comentó después Lili. “Y pensé: Dios, ¿Cómo se habría puesto este tío si llega a perder?”

9 comentarios:

Cruz dijo...

Cuanto más soberbio, peor cine hace. O viceversa.

A mí, desde "La ley del deseo", apenas me interesa ya Almodóvar y su pequeño universo sin interés. A falta de talento, que trabaje el marketing. Sólo así puedo entender tanto halago a "Volver" y anteriores, que no pasan de ser meros melodramas con algún golpe de gracia. Ya que Pedroooo idolatra tanto a Douglas Shirk, debería tomarse un ratito para estudiar y aprender cómo se dirige con guante blanco un melodrama.

También pienso que como los yanquis son tan puritanos, a lo peor el "mundo almodóvar" les fascina. Pero aquí, en España y en Europa, no somos tan impresionables.

Respecto a la actuación de Penélope, más de lo mismo: puro marketing. La chica no creo que pase a la historia por ser una buena actriz. Más bien es discretita. Creo que Paz Vega lo hubiera hecho mejor. Y por cierto, ¿qué hace una maruja en La Mancha disfrazada de Sofía Loren? Ni aunque viva en Madrid. ¡Caray!

Por último: ojo, Pedro, que torres más altas han caído.

Paulova dijo...

Bueno, a mí Pedro me pone bastante nerviosa, pero he de reconocer que sus películas (generalmente) me gustan. Y Penélope Cruz me parece de lejos bastante mejor actriz que Paz Vega... Pero vamos, aún sin comparar, es que la Pe me parece buena actriz (jeje, sí, ¿y qué?). ¡Me ha encantado este artículo, Vince!

Anónimo dijo...

en persona el tío debe ser todavía más insoportable de lo que parece

LE BLOG dijo...

Yo también soy fan de Pe, no es Carmen Maura pero hay que reconocer que ha aprendido y ha mejorado y arriesga y trabaja un montón. Y de acuerdo con Paulova, Paz Vega tiene mucho por delante todavía.

mirash dijo...

Yo me limito a decir que Almodóvar es más raro que un perro verde. Él y sus películas. "Volver" me parece que está sobrevalorada, que aunque está bien interpretada el argumento es normalito. No sé, para gustos los colores, pero es que a mí Almodóvar no me acaba de impresionar demasiado. Lo he dicho y lo repetiré, "El laberinto del fauno" la supera con creces, y yo rezo para que se lleve todos los Oscar posibles. Es una pena y una injusticia que una película rodada e interpretada por España sea considerada mexicana sólo porque su director tenga dicha nacionalidad.
Y en cuanto a Álmodobar, le pido que no se queje tanto, que bastante es que le den el Oscar. También que si al año que viene le nominan, que se prepare un discurso un poco más adecuado y breve para la ocasión, que si quiere dar gracias a los santos que rece como hacemos todos.
¡Enhorabuena de nuevo, señor Vince! Un nuevo artículo lleno de ingenio y acierto.

andreita dijo...

Penélope Cruz actúa bien, y hay que admitir que se dejó la piel en el papel de Raimunda. Pero en mi opinión le falta algo de salero, y eso que en "Volver" está un poquito más ingeniosos de lo normal. Prefiero a Pilar López de Ayala, Carmen Machi, Belén Rueda, Maribel Verdú, Candela Peña... En fin un sinfín de actrices nacionales que superan a Pe, y de las internacionales ni hablo.

De acuerdo contigo, Mirash: P. Cruz, Almodóvar y "Volver". Una sobrevaloración total.

Cruz dijo...

Por cierto: ¿alguien puede decirme por qué "La mala educación" no ha pasado al DVD –que yo sepa– y parece haber sido borrada del mapa?

Vince dijo...

Cruz, no me haga mucho caso, pero creo recordar que la vendió en primicia El País, en su colección de DVDs del cine español. Es de suponer que después de semejante operación comercial, a nadie se le haya ocurrido sacar otra edición.

Cruz dijo...

Muchas gracias Vince, sabía que usted no me fallaría.