lunes, diciembre 11, 2006

Paréntesis

Como pueden comprobar, he aprovechado estos días del puente para adecentar un poco el blog. Antes de seguir con las anécdotas, creo que sería adecuado ofrecerles una mínima información sobre algunos de los links que he incluído, especialmente los del tercer apartado, que son los estrictamente dedicados al cine.

Premiere y Empire, supongo, no necesitan presentación. Son dos de las mejores revistas de cine del momento y, lo más importante, cuentan con páginas web que están a la altura. La segunda incluye un utilísimo índice de críticas, que permite localizar cualquier película registrada por la publicación para ver lo que en su día se dijo sobre ella. Incluso si uno conoce y compra la versión impresa, un paseito por su versión web siempre es instructivo y entretenido.

Pero si de críticas hablamos, nada como Rotten Tomatoes. Esta página web recopila y ofrece todas las críticas que aparecen en la prensa norteamericana (y en algunas publicaciones online) sobre los estrenos del momento. Además de poder leer la mayoría de ellas (alguna, como la de The New York Times, requiere suscripción, pero están también Time, Newsweek, Variety, Rolling Stone…), sus responsables cuentan las críticas positivas y negativas, y con ellas elaboran el tomatómetro (de ahí el nombre): si la película aparece al lado del dibujo de un tomate fresco y rozagante, tiene mayoría de críticas buenas. Si el tomate está pocho, más de un 50 por ciento la ha puesto a dar a luz.

Los que lo ponen todo a parir son los chicos de Agony Booth. Ya les he hablado de esta página refiriéndome a la versión de 1967 de Casino Royale, pero les recuerdo que cogen películas malas, pero malas de la muerte (algunas: Moonraker. Superman III y IV, El gran Halcón…), y les dedican unas reseñas extensísimas donde las machacan escena por escena. Escriben muy bien, y son muy divertidas, pero se disfrutan mucho más cuando se ha visto el título en cuestión.

Y sobre la Internet Movie Database ¿qué les voy a decir? Es la biblia. Aquí pueden encontrar cualquier dato sobre cualquier profesional del cine de cualquier parte del mundo, no importa los años que lleve muerto o lo breve que haya sido su carrera. Sin ir más lejos, figura hasta algún familiar mío que trabajó como secretaria con Spielberg en El imperio del Sol (1987). Por cierto, fue la época en la que (ejem) conocí personalmente a John Malkovich, e incluso le tuve una temporadita viviendo en mi casa. No pensarían que hoy nos íbamos a quedar sin anécdota ¿verdad?.

3 comentarios:

Cruz dijo...

Vaya, Vicen, Malkovitch en su casa una temporadita... ¿Tan mal andaba de pelas para sacrificar su independencia y vivir en casa ajena en vez de en un hotel? Creo que es muy amigo de Marisa Paredes. ¿No será usted el marido? (jajaja).¿Algo que nos pueda cotillear acerca del señor M.? He oído que es encantador, a pesar de su inquietante físico...

Vince dijo...

Bueno, Cruz, la explicación es muy sencillita: Spielberg estaba rodando "El imperio del Sol" en Trebujena y se alquilaron algunas casas en Jerez de la Frontera, entre ellas la de mis padres, que es donde se quedó Malkovich.

Por aquel entonces yo tenía veintitantos años y no estaba dispuesto a perderme la Feria de Jerez. Como la casa era bastante grande, me aposenté en un cuartito apartado donde estaba seguro de que no iba a molestar. En efecto: Malkovich estaba trabajando y yo, se puede imaginar: cuando yo regresaba a casa, él ya se había ido.

De todos modos SÍ le conocí. Un día que él no trabajaba me presenté (me parecía de educación elemental) y estuvimos charlando un rato. No le importó nada que le okupara un cuarto de la casa, y, en efecto, estuvo muy simpático y muy cordial. Pero siento decepcionarle con lo del físico: era un tío completamente normal y, si me apura, con una pinta de buenazo que tiraba de espaldas.

Por cierto, yo entonces aún no había visto ninguna película suya. Un tiempo después vi "Las amistades peligrosas" y, literalmente, me caí de culo. No podía ser la misma persona, era imposible. O, dicho de otro modo, era un magnífico actor.

Dejó como recuerdo un diccionario inglés-español, pero parece que no es de esas personas que firman sus libros. Así que me temo que no puedo sacarle demasiado partido en eBay...

Cruz dijo...

Muy amable por su cotilleo, Vicen. No todo el mundo tiene una casa en Jerez que pueda alquilar a un Malkovitch cualquiera. Lo del físico no me supone ninguna decepción. De hecho, al calificar su físico de "inquietante" me refería a sus facciones duras y a su mirada estrábica (o algo así) y extraña. Vamos, que no me parece nada atractivo. Pero me alegro de no equivocarme al pensar que se trata de un hombre amable y cordial. Como actor, a veces me parece un tanto afectado. Pero me gusta y me atrae. Al menos, tiene personalidad.Y sí: en Las Amistades Peligrosas –gran adaptación de una novela epistolar coñazo– está genial. Cuesta pensar que en la realidad sea un chico bueno.