sábado, noviembre 04, 2006

Primeros sueldos

Es lo malo de hacer zapping; puedes encontrarte con cualquier cosa. Por ejemplo, con Marta Sánchez. No es que tenga nada específico contra ella, pero reconozco que no es mi tipo de artista, mi tipo de chica ni mi tipo de nada. Aunque el otro día me llamó la atención, porque estaba hablando de sus comienzos, y recordó que por uno de sus primeros conciertos con Olé Olé (si les suena este grupo lo siento, porque eso me da una pista bastante clara sobre su edad...) cobró treinta mil pesetas, y se dio un capricho: comprarse unos buenos zapatos.

Lo cual me trae a la mente que, si repasamos algunos casos del mundo del cine, muchos actores famosos empezaron con unos emolumentos incluso más bajos... O muy similares: 30.000 pesetas es también la cantidad que cobró Ángela Molina por su primer papel en una película. Pero echemos un vistazo a los tiempos del cine clásico: David Niven, empezó con cinco libras al día por un papel de extra sin frase en la cinta británica de 1933 All the winners. Mary Pickford, la mayor estrella de los tiempos del cine mudo, cobró diez dólares diarios en 1909, en una película, por cierto, de David W. Griffith. Casi cuarenta años después, los sueldos de los extras no debían haber subido mucho, porque eso es lo que cobró también Rock Hudson por su primer trabajo para el cine, el 19 de marzo de 1948. La fecha es conocida porque Hudson nunca hizo efectivo el cheque con su paga: prefirió guardarlo como recuerdo el resto de su vida.

Y es que a veces se dan pequeños casos de fetichismo con las pruebas en papel de que uno está empezando a hacer dinero de verdad. Por ejemplo, Richard Burton, que nació en la pobreza más extrema, quedó tan impresionado por el dinero que le ofrecieron cuando firmó por tres películas con el productor Alexander Korda, que llevaba siempre una copia del contrato en el bolsillo. Y cuando Eddie Murphy cobró un millón de dólares por aparecer en algunas escenas de la justificadamente olvidada película La mejor defensa... El ataque (1984), enmarcó el cheque y lo colgó en la pared... Es decir, enmarcó una copia; el fetichismo no llegó tan lejos como para impedirle cobrarlo.

POSTDATA: como habrán podido ver quienes se asomen por aquí, tenemos un hermoso rectángulo negro donde debería haber una fotografía de Eddie Murphy (por favor, ahórrense los chistes políticamente incorrectos sobre si no será un primer plano...). El caso es que llevo 24 horas con problemas para subir fotografías al blog; éste el resultado que obtengo al intentarlo. Así que he optado por meter así la entrada (mejor que no meter ninguna), y ya lo cambiaré cuando lo consiga arreglar.

Por supuesto, si algún lector tiene alguna idea sobre lo que está pasando aquí, acepto sugerencias. Muchas gracias.

3 comentarios:

Lynx dijo...

SABIA que iba a hablar usted de Eddie Murphy nada más ver ese fotón!
(déjelo así, hombre; insuperable)

Cruz dijo...

¡Jajaja! Muy bueno lo de la foto.

Vince dijo...

Lynx y Cruz: me alegro que les haga gracia el asunto, pero no es ninguna broma, como podrán comprobar si ven la entrada de hoy. Incluso he vuelto a cargar la plantilla del blog, a ver si se arreglaba, pero no hay manera. Lo único que he conseguido es cargarme los links, que volveré a meter en un par de días.