domingo, abril 06, 2008

"Un fascista menos..."

Lo malo de haberme pasado un par de semanas sin actualizar el blog (viajes y otras cosillas, ya les dije) es que a la vuelta se encuentra uno con un montón de temas pendientes, aunque las entradas aquí no estén necesariamente guiadas por la actualidad. Pero es que me acabo de enterar de la muerte de Charlton Heston y tenía ganas de lanzarme al ordenador para contarles un par de cosas sobre él, así, rápido, mientras las cosas estén aun calentitas, para ver qué tal funciono como adivino de por dónde van a ir los tiros de muchos de mis queridos colegas.

Pero he llegado tarde, claro. Es lo que tiene Internet, que las reacciones a una noticia se producen a una velocidad de vértigo. No es por tirar piedras contra mi propio tejado, pero en la página web de un diario donde colaboro habitualmente, muy progre él, los lectores no han tardado comentar la noticia de la muerte de Heston con opiniones del jaez de: “un facha menos. Seguro que ha ido a hacerle sitio a Bush en el infierno”.

No, si ya lo veía yo venir. La cantidad de burricie que hay en este bendito país nuestro, donde estamos siempre tirándonos las ideologías a la cara, hacía presagiar que ese presunto fascismo del intérprete de Ben Hur iba a prevalecer para muchos sobre su carrera cinematográfica. Encerronas como la que le preparó el sinvergüenza de Michael Moore en Bowling for Columbine, acaban más fijas en la memoria colectiva que otros episodios de su vida, como cuando hizo valer su peso de estrella en los estudios para que no despidieran a Orson Welles o Sam Peckimpah, de los rodajes, respectivamente, de Sed de mal o Mayor Dundee, un detalle que pocos le suelen reconocer… entre otras cosas, por falta de información. ¿A quién le importa eso?

Pero hay algo más. Heston no sólo fue un excelente actor, sino un prolífico escritor que llevó durante años un diario pormenorizado de sus andanzas por el mundo, de rodaje en rodaje. Una selección de esos diarios, de 1956 a 1976, fue publicada por Penguin en 1976. Yo, con perdón, soy el feliz poseedor de un ejemplar, encontrado en esas estupendas librerías de viejo londinenses que hay un poco más arriba de Leicester Square, y son veinte años de apuntes concisos y a un tiempo minuciosos, con buen estilo y un notable sentido del humor.

Pero hay otro libro de Heston que es especialmente significativo: sus memorias, publicadas en España por Ediciones B, y escritas por él de su puño y letra, sin la ayuda de esos negros a que tan aficionadas son las estrellonas. Y en esas memorias, en la página 575 concretamente, nos encontramos con un párrafo muy significativo dedicado a Vanessa Redgrave, actriz que, al igual que Heston, es tan conocida por su talento como por sus ideas políticas… en este caso, casi a la izquierda de la izquierda. Bueno, pues tras haber trabajado con ella en el teatro, Heston no tiene inconveniente en calificarla en el libro como “la mejor actriz de nuestro tiempo”. Pero hay más. Cito:

“En cuestiones políticas, Vanessa y yo no podríamos estar más alejados. Yo soy conservador; las ideas radicales de Vanessa hacen que Jane Fonda se parezca a Herbert Hoover. Creo que nunca he perdido la ocasión de interpretar un papel por mis ideas políticas; Vanessa está en la lista negra debido a sus convicciones antisionistas. El mundillo del cine y del teatro deberían estar avergonzados por ello”.

Yo no sé qué pensarán ustedes, y este blog está, como siempre, abierto a todas las opiniones. Pero si quieren que les diga lo que pienso, si este párrafo lo ha escrito un facha, entonces yo soy un clon de Jiménez Losantos y me voy ahora mismo camino de Orihuela del Tremedal.

7 comentarios:

Ardura.Ll dijo...

No soy quien para criticar nada, aunque estoy cansado de que se mezcle todo en este país donde la plebe "entre la que me encuentro" no es capaz de olvidar antiguos resquemores políticos, donde la gente sigue votando por lo que les hicieron a sus tatara tatara abuelos durante la guerra.

Yo no soy ni facha ni... rojo.¡Creo!
Pero me gustan las películas de Charlton Heston y las canciones "Algunas" de Ismael Serrano.

Una triste perdida para el cine, la muerte de este PEDAZO de actor, muy mal tratado al igual que Paul Newman por la academia.

Yo seguiré viendo sus películas, y escuchando a Ismael, el que quiera creer que soy como tu dices.. o un facha o un rojillo...

Que me crucifique si quiere...

A mi sencillamente.
No me importa.

Espero que tu especie de "vacaciones" te haya relajado y te lo hayas pasado muy bien Vince. Esperamos tu material con gana...

Saludos.


PD: A mi The Big One me gusto, pero es cierto, que Michael Moore es mas falso que un billete de 3 euros. Ya le he pillado en varios renuncios, leyendo dos de sus novelas.

LE BLOG dijo...

Vinz, ¡es usted un pozo sin fondo en cuanto a anécdotas y ! Menos mal que ha vuelto, ¡le echábamos de menos!

japa dijo...

Por no mencionar la oposición de Heston a la guerra del vietnam, o su apoyo al movimiento de los derechos civiles. En todos los telediarios le vemos empuñando el rifle en la AN ¿Porqué no se han molestado en sacar sus imágenes abrazando a Martin Luther King

japa dijo...

Eso sí, yo me quedo con ese momento de "El Cid" cuando se acerca a doña Jimena, que ha jurado no quitarse el luto mientras Rodrigo viva, y le entrega su velo negro, empapado en la sangre del paladín leonés, mientras dice "Ya no son negros vuestros colores, señora"

¡Eso es un HOMBRE! y es que Huston es de esos actores cuya presencia grita HOMBRE por todas partes, como Wayne, Bogart, Cooper… o Yul Brynner. Cuando ambos se juntan en las escenas de Los Diez Mandamientos la pantalla parece a punto de arder de pura testosterona.

Anónimo dijo...

Totalmente de acuerdo con Japa en el último post, ¡hombre, hombre! Buena entrada, Vince, nos alegramos de que esté de vuelta... ¡ya le echábamos de menos! ¡¡Ese Ben Hur!! Paulova

Vidal Sassun dijo...

Bienvenido de nuevo, Vince.

Como cada vez hay más gente que carece de criterio propio, no me extraña ese reduccionismo de zanjar la muerte de Charlton Heston con eso de "un facha menos".

Charlton Heston es y era el CINE, con mayúsculas. Y punto.

Anónimo dijo...

Heston no era un actor superlativo - a mi juicio - pero destacaba por una cosa: los papeles que le encomendaban los estudiaba, los llevaba a cabo a la perfeccion y nunca, que yo sepa, alardeó de otra cosa que ser un actor sin mas. Sus Memorias son interesantisimas, su Thomas Moore fue impecable y era infinitamente mas respetuoso con las ideas de los demás que lo que estoy leyendo en sus necrológicas por parte de la prensa española. A ver cuando aprendemos a distinguir, que va siendo hora.