martes, octubre 30, 2007

¡Copiooooooones!

Entre los títulos que tengo seleccionados para ese libro que nunca escribiré, titulado Las 50 peores películas del cine español, ocupa un lugar preferencial El regreso de Al Capone, dirigida (es un decir) por Jose María Zabalza, y protagonizada por un Jesús Puente involuntariamente descacharrante. Hace muchos años la pasaron por televisión, y de puro cutre que era se me saltaban las lágrimas… de risa. Imagínense un intento de representar el cine de gángsters norteamericano con actores (y presupuesto) español. El momento más surrealista era cuando Puentone decide que bueno, bueno, bueno, pues nos vamos a retirar al chalet de Miami, que ya me he cargado a mucha gente… ¡Y aparece en bañador en una piscina rodeada de rocas de granito del tamaño de una casa! Si Madrid no es el Chicago de los años 30, pretender que Torrelodones sea Miami entra ya en el terreno de lo lisérgico. Si la vuelven a echar, no se la pierdan: les garantizo 84 minutos de risas y vergüenza ajena.

¿Y a qué viene esto? Pues a que me acordé de esta peli el pasado domingo, cuando eché un vistazo al suplemento dominical de El País. Dejen que les explique: desde hace unos diez años, la revista norteamericana Vanity Fair publica un número anual dedicado al cine. En ese número destaca por méritos propios una galería fotográfica con las principales estrellas del momento, retratadas por la cámara de Annie Leibovitz y gente de parecido caché. Suelen ser espectaculares, y sólo por ellas vale la pena coleccionar los números. Pues bien, en el especial de este año, debieron pensar que sólo con la galería se quedaban cortos, y se montaron toda una película de cine negro con argumento propio (arriba tienen el cartel) y dieciséis fotos de caerse de espaldas, aparte de por su calidad por el elenco de estrellas que participaron en ellas: Bruce Willis, Alec Baldwin, Tobey Maguire, Robert de Niro, Angelica Huston, Sharon Stone, Pedro Almodóvar, Penélope Cruz, Forrest Whitaker, Sylvester Stallone, Judi Dench, Jack Nicholson… si quieren, sigo. El reportaje, por cierto, ha sido publicado en España por el suplemento dominical de La Vanguardia, y no quiero ni pensar lo que habrán debido de pagar por él.

Pues bueno, los chicos de El País Semanal decidieron hacer algo parecido, pero a la española. En la portada, junto a una foto Arturo Valls y Natalia Verbeke ataviados (más o menos) como en una película americana de los 50, se leía: “25 actores ruedan una serie de amor y suspense en exclusiva para este número”. la apertura del reportaje incidía en lo mismo: “un espectáculo con veinticinco grandes actores nunca visto antes en España”.

Nunca visto por quienes no se hayan comprado Vanity Fair o La Vanguardia, se entiende. Porque lo que han hecho en EPS es "inspirarse" en la idea de la revista de Conde Nast. Así, en lugar de las estrellonas que aparecían en la versión original, tenemos a Ángel de Andrés, María Adánez, José Coronado, Tito Valverde, Jose María Pou, Carmen Machí los chicos de Cámara Café y Antonio Resines. En lugar de la Leibotivz, detrás de la cámara está Pedro Walter, mucho gusto… y el resultado es tan cutre y desangelado, tan quiero y no puedo, como la película de Jesús Puente. Eso sí, mucho menos divertido.

Si quieren comparar, aquí tienen las fotos de El País Semanal.

Y aquí, el reportaje original de Vanity Fair.

6 comentarios:

Lynx dijo...

Buena entrada, mucho gusto, jaja

Paco Fox dijo...

Qué cutre es plagiar...

Una cosa: me siento identificado con usted por la idea de hacer un libro con 'las 50 peores películas españolas'. Yo ando ahora mismo intentando decidirme si hacer otro sobre ciertas pelis malas, pero llevo cerca de 30 y se me está empezando a fundir el cerebro. No quiero ni pensar lo que puede ser buscar en los ponzoñosos fondos del cine español, con la cantidad de truños sin estrenar que hay por ahí sueltos.
La película de esta entrada me ha recordado a otra chunguez española imitando géneros y con Jesús Puente: ¡una de kárate dirigida por Mariano Ozores! No recuerdo el título, pero... arfs...

Vince dijo...

Paco, ¿está usted seguro de la existencia de esa joya? Mire que me acabo de mirar las filmografías de ambos, director y actor, y no aparece nada parecido. Manténgame informado.

ioNKi dijo...

Pero qué puta mierda, qué cutrerío, qué cantidad de caspa concentrada en tan pocas fotos. Sólo podía ser español, con denominación de origen, de origén, sí, porque de original nada.

No sé si echarme a llorar de risa o callarme por la vergüenza ajena.

Paco Fox dijo...

Sí, sí: es 'Veredicto Implacable' h(http://www.imdb.com/title/tt0094251/)
La ví una vez creo que en el programa de cine de kárate de Coral Bistuer en los primeros y cochambrosos tiempos de Antena 3, cuando sólo compraba cine hiper-casposo. Los protas eran dos hermanos karatekas españoles.

Pero hay taaaaaanta caspa patria...

Nadia dijo...

Me parecen vergonzosos los comentarios que he leido aunque entiendo que hay gustos para todo...Soy seguidora desde hace años de Leibowitz(aunque últimamente no hace más que plagiarse a sí misma, ya cansa un poco) y siempre que cojo una revista española me dan ganas de vomitar por los reportajes tan cutres que se nos ofrecen. No sé si nos tratan como paletos pensando en que estamos en los años de BIenvenidos Mr Marshall o los paletos son ellos por no echar un vistazo a lo que se cuece más allá de nuestras fronteras. El caso es que cuando vi el reportaje del País por Pedro Walter respiré un tanto aliviada. Vamos a ver, señores: que me digan en qué coño se parecen el reportaje de Annie Leibowitz con el de Pedro Walter. ¿Se parecen en que ambos han hecho una fotonovela con actores? Claro que sí. Pero cuando veo ambos reportajes no se parecen en nada más. Es más, me parece que efectivamente nunca se había hecho nada igual por aquí (y creo que en eso El País no mintió). Que conste que solamente estoy a favor de la buena fotografía y del buen gusto, y claro que también estoy a favor de que todo artista se INSPIRE y no COPIE influencias importantes que haya tenido. Porque si no estamos de acuerdo en eso querría decir que todo fotógrafo que exhibiese un salto en sus fotografías estaría plagiando a Philippe Halsman que fue el primero que nos lo mostró. Yo también me molesto cuando veo copias descaradas. Echad un vistazo al Rolling Stone de este mes (sale en la portada Miguel Bosé) y juzgad la diferencia entre INSPIRACIÓN y COPIA. Hay fotos casi exactamente iguales a las del País, aunque de peor gusto y el retoque me parece malísimo. Llevo desde hace tiempo siguiendo el recorrido del fotógrafo Pedro Walter y creo que te puede gustar o no pero no pensar que es un copión, ya que hace cosas que no son habituales en las cutres revistas españolas. No he encontrado su página web pero sí la productora en la que está: www.essencialprod.com
Seamos coherentes y deshagámonos del pensamiento-chorras de: todo lo español es cutre, porque para mí hay excepciones, aunque...nunca llueve a gusto de todos, claro
besos a tod@s