martes, enero 23, 2007

Una y no más (2)

Vamos a seguir repasando los one-shots del cine español, pero en esta ocasión centrándonos en la otra cara de la moneda. Entre la amplia lista de bodrios disponible, he preferido escoger unos pocos ejemplos de películas (?) cuya concepción y desarrollo hacen pensar en el abuso de sustancias lisérgicas por parte de productor, director y actores. Y si no, ya me contarán cómo se justifican cosas como esta:

1. Me siento extraña. Dirigida en 1977 por el temible realizador televisivo Enrique Marti Maqueda (¿algún lector de cierta edad recuerda el programilla Palmarés?), constituyó uno de los éxitos del año, con más de un millón de espectadores. A ver si iba a ser por los abundantes numeritos lésbicos entre Bárbara Rey y una Rocío Durcal empeñada en borrar su imagen de Rocíito de la Mancha (cosa que consiguió, pardiez), que cayeron como agua de mayo en un público que, tras décadas de férrea censura, iba más salido que el rabo de una boina.

2. Makarras Connection (1977). Parodia de las películas de Kung-fu tan en boga entonces dirigida y protagonizada por los Hermanos Calatrava. No es la primera vez que esta pareja (formada, como todo el mundo sabe, por dos hermanos: el feo y el espantoso) se ha dedicado a destrozar celuloide, pero sí la única que lo han hecho desde ambos lados de la cámara.

3. Un pasota con corbata (1981). Pues resulta que por esa época hubo un señor francés que se hizo muy popular en España gracias a protagonizar los anuncios de tónica Schweppes, así que alguien tuvo la feliz idea de traerle para hacer una película cuyo guión, por lo menos, se les debió ir ocurriendo por el camino. Eso sí, Bernard Le Coq, que así se llamaba el muchacho (y que últimamente parece estar haciendo algo de cine en serio en su país), compartió pantalla con estrellas invitadas como Jesús Hermida, Micky, Alfonso Cabeza, Luis García Berlanga, y, agárrense, ¡Sam Peckimpah!. El director, Jesús Terrón, no ha reincidido.

4. Tunka, el guerrero (1983). Responsable: Joaquín Gómez Sainz. Una de las muchas imitaciones de Conan surgidas en España e Italia a principios de los 80; Yo no digo que fuera cutre, pero cuando el protagonista lanzaba su grito de guerra, el olor a ajo llegaba hasta la fila diecisiete. En el reparto, Dan Barry, Paula Farrell, Marina Mason… ¿Actores internacionales? No; seudónimos vergonzantes.

Hay algunas más, pero vamos a dejarlo aquí. Si la entrada de hoy les ha parecido muy frivolona, espérense a la de mañana. Dejamos el cine español, pero no las listas de películas.

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Me podrias traducir por favor "one-shots"
Gracias

Vince dijo...

Literalmente significa "un disparo", pero tiene varios significados. Puede referirse -y yo lo he usado en ese sentido- a operaciones de un solo intento en algún campo profesional. Es decir, n cantante que saca solo un disco, un escritor que saca solo un libro o, como es el caso aquí, un director de una sola película. One-shot; un disparo, y punto.

Me parece que también tiene algún significado sexual, pero eso sería para otro tipo de blogs...

Paco Fox dijo...

Muy interesante esta serie de artículos.
El póster de 'Tunka' (que es lo que me ha hecho llegar a este blog) me ha perseguido desde que era un chaval, pero no fue hasta hace unos años que descubrí que se correspondía con esta película. En la imdb aparece otro filme atribuído a su director, pero mirando en el Ministerio comprobé que se trata de un título alternativo, por lo que, efectivamente, Gómez Sáinz es otro one-shot. Finalmente he podido ver 'Tunka' y resulta la mar de curiosa. No por buena, válgame dios, sino por ser inequívocamente hispana. He colgado algunas capturas de pantalla aquí: http://vicisitudysordidez.blogspot.com/2007/03/tunka.html

cerebrin dijo...

Gómez Sáinz, o lo que es lo mismo, Dan Barry, dirigió otra película más, aunque ni si quiera se estrenara comercialmente, cosa que tampoco me extraña mucho tras ver los resultados. Su título es "El refugio del mal", y esta protagonizada por David Rocha y Frank Braña entre otros. Actualmente Gómez Sáinz se dedica a realizar documentales, según tengo entendido.