domingo, enero 07, 2007

Estrellas de cine y estrellas mediáticas


Si hay algo que me ha quedado claro después de ver Infiltrados (sí, con un cierto retraso, pero más vale tarde…) es la fuerza con que se están abriendo paso los nuevos talentos. Leonardo DiCaprio, Mark Whalberg y Matt Damon consiguen interpretaciones mucho más realistas y vigorosas que la de un Jack Nicholson que parece pasarse toda la peli con el piloto automático puesto, es decir, Jack haciendo de Jack… por enésima vez.

Matt Damon me llama especialmente la atención, porque es curioso cómo está evolucionando su carrera, sobre todo si la comparamos con la de su amigo Ben Affleck. Ya se sabe que esta pareja alcanzó la fama no solo como actores, sino también como escritores, cuando vendieron a Miramax el guión de lo que se convertiría en El indomable Will Hunting. Aunque la película fue un éxito mundial, ellos apenas vieron un centavo, pues el trato firmado por el inefable productor Harvey Wenstein aseguraba que el total de la recaudación fuera para él (bueno, y para Robin Williams, que accedió a participar en la película por un 25 % de los beneficios brutos. Sólo en Estados Unidos recaudó más de cien millones de dólares, así que calculen). A cambio, ganaron el Oscar de ese año al mejor Guión, y se convirtieron en estrellas.

Pero aquí la carrera de ambos difiere: Damon se está forrando con la serie de películas sobre Jason Bourne, basada en las novelas de Robert Ludlum, es un fijo de la serie Ocean’s Eleven y está participando en The good sheperd, la segunda película dirigida por Robert de Niro. Affleck, en cambio, está cosechando gracias a Hollywoodland sus primeras críticas favorables después de años de fracasos (Sobreviviendo a la Navidad, Gigli, Diario de un ejecutivo agresivo… como para no salir a la calle, vamos) y de aparecer continuamente en la prensa amarilla gracias a su noviazgo con Jennifer López, su separación de Jennifer López, sus problemas con la bebida, y todo lo que ustedes quieran. De la vida privada de Damon, en cambio, se sabe más bien poco, por no decir nada.

Y eso me recuerda un artículo que publicó Newsweek hace unos años, donde diferenciaba a las estrellas de cine de las estrellas mediáticas. Curiosamente, no son la misma cosa. Harrison Ford, Will Smith, Tom Hanks, Robin Williams, Eddie Murphy, pertenecen al primer grupo. Affleck, Jennifer López, Jennifer Aniston, Angelina Jolie, Lindsay Lohan, están sin duda en el segundo. Son los fijos de People, acaparan portada tras portada, y su vida privada es conocida (más o menos) por millones de personas, pero a la hora de llevar gente a los cines, los que se llevan la palma son los otros. Este año hemos podido ver como Tom Cruise, tras años en el primer grupo, ha oscilado peligrosamente hacia el segundo con sus saltitos en el sofá, su matrimonio, su niña y su machaque con la cienciología. Y hay quien ha apuntado que no es casualidad que la recaudación de sus últimas películas haya bajado de forma notable.

El peor enemigo de las estrellas ¿son los críticos o los tabloides?

7 comentarios:

Lynx dijo...

Excelente post, Vince, gracias!

Pero... tabloide?

perdone ... ¿qué es un tabloide?

... Where are we?

Is that the "Hola!" land or what?

Petite Guitar dijo...

Yo te digo que uno empieza vendiendo su vida y ya te metes en la espiral...otros salen en el momento justo para ser un Spielberg y un Tom Hanks para mostrar un estatus diferente...
Matt Damon, está mas que correcto en Infiltrados pero el que está enorme es Leonardo DiCaprio que se lo come con patatas con su actuación.
Yo pienso que Leonardo ha avanzadado mas que Matt, interpretativamente, mas que nada porque se ha rodeado de la crema del cine aunque Matt esté ahora bajo las ordenes de un director, Greengrass maravilloso (la 2ª de Bourne y United 93) está haciendo cine aparte de pasarselo bien en compañia de Ocean & co.
Ah, por si tienes curiosidad, Matt está casado con la que era la secretaria de el y de Ben Affleck llamada Luciana Barroso y tienen una hija en comun. Luciana aportaba una niña de una union anterior...

Saludos!

Cruz dijo...

Lynx: Usted, que tanto sabe, seguro que sabe también qué es un tabloide, por eso estaría de más explicarlo aquí. Son ganas de marear, señor Lynx. ¿O es que está usted hoy juguetón?

Imagino que, cuando Vince menciona los "tabloides" en el contexto del post, se refiere a que tabloide se utiliza también como sinónimo de diario sensacionalista.

Feliz año.

Paulova dijo...

¡Muy entretenido este post! ¡Feliz año también!

Lynx dijo...

Ay, Cruzcecilla, qué sería de la vida sin juegos!
Y feliz año, sí, per a tothom

Vince dijo...

Lynx, para un anglicismo que se me cuela me sorprende que sea usted tan puntilloso... En efecto, "tabloid" se refiere a los periódicos sensacionalistas yanquis, tipo "National Enquirer",que se publican precisamente en ese formato. Si la revista "People" puede o no entrar en esta categoría, ya es otra cuestión.

Y sí, Petite, estoy de acuerdo con que Di Caprio es el mejor de todo el reparto, pero yo estaba más interesado en contrastar las carreras de Affleck y Damon. En cuanto a su matrimonio... ¿Ve como es algo irrelevante a la hora de decidir ir o no a verle en una peli?

Paulova dijo...

Jejeje... Lynx, pero bueno, si va usted a hilar tan fino con los tabloides, ¿cómo cuela la palabra "post" en el mismo "comment"?